Descripción general

El proceso de presentación de quejas en Nuevo México permite a cualquier persona, incluyendo a la persona bajo tutela o custodia, presentar una queja ante el tribunal.

Una queja informa al tribunal de que el tutor o el curador, o el representante del beneficiario que también es tutor o curador, no está siguiendo las órdenes del juez o no está actuando en el mejor interés de la persona protegida. No necesita un abogado para presentar una queja.

Algunas de las razones para presentar una queja contra un tutor son, entre otras, las siguientes:

  • La residencia es insegura.
  • La persona protegida no está recibiendo la alimentación adecuada y apropiada, atención sanitaria adecuada o medicamentos.
  • El tutor abusa física, mental o sexualmente de la persona protegida, o no impide el abuso por parte de otra persona.
  • No se permite a la familia o a los amigos visitar o comunicarse con la persona protegida.

Una persona protegida puede ser perjudicada por un curador o un representante del beneficiario que:

  • No salvaguarda los bienes o activos financieros de la persona protegida.
  • No guarda el dinero de la persona protegida en una cuenta separada.
  • Utiliza el dinero o la propiedad de la persona protegida para el beneficio propio del curador.
  • Vende o se deshace de los bienes que pertenecen a la persona protegida sin una razón válida.
  • No proporciona una contabilidad adecuada de los activos de la persona protegida o no paga las facturas de la persona protegida.

Puede presentar una queja utilizando el formulario 4-999.1, que encontrará al final de esta página web, o escribiendo una carta al tribunal. En cualquiera de los dos casos, debe incluir su nombre e información de contacto y una descripción detallada de lo que cree que está ocurriendo. Es importante ser claro sobre los detalles clave de la situación, e incluir tanta información como sea posible sobre la actividad que está denunciando, incluyendo:

  • ¿Qué hizo el tutor o el curador?
  • ¿Cómo se enteró?
  • ¿Ha hablado de esta queja con la persona protegida o con la persona contra la que presenta la queja?
  • Al plantear esta queja, ¿le preocupa su seguridad o la de la persona protegida?
  • ¿Hay alguna documentación que respalde lo que ha declarado?
  • ¿Ya ha notificado a otras autoridades sobre este comportamiento? si es así, ¿a qué autoridades?

Después de revisar la queja, el juez puede celebrar una audiencia para tratar las razones por las que usted cree que el tutor, curador o representante del beneficiario (que también es tutor o curador) no está haciendo un buen trabajo en su función de cuidar de la persona protegida. El juez puede decidir no fijar una audiencia si se presentó una queja similar en los 6 meses anteriores a la queja actual y el juez ya tomó medidas.